¿Qué comen los Grillos Pequeños?

Lo mejor de criar grillos es que el proceso de cría desde que salen del huevo hasta la adultez no es para nada exigente, de hecho, con pocos cuidados pueden llegar a la etapa adulta con muy buena salud. Lo que sí es necesario es que la alimentación de estos sea de excelente calidad y adecuada a cada etapa de su crecimiento. ¿Qué comen los grillos pequeños? Vamos a informarte sobre ello.

Hojas y frutos que digieren los grillos pequeños

Puedes querer criar grillos para alimentar a tus mascotas insectívoras o para tener una pequeña granja de grillos mascota, lo cierto es que, aunque su crianza sea sencilla, conviene saber exactamente como alimentarlos correctamente para que no mueran.

Lo más importante que debes tener en cuenta es que los grillos en cautiverio no tendrán a su disposición ningún alimento de manera natural, por lo que deberás proporcionarles cada uno de los ingredientes que pueden conseguirse normalmente al aire libre dentro de su hábitat.

Entre los elementos más sencillos de conseguir y que pueden servir de alimento para una colonia de grillos en crecimiento, se encuentran tanto las hojas como las frutas.

Para las primeras etapas de vida en donde apenas salen de los huevecillos puede ser una excelente idea suministrar rodajas de papas, tomate, zanahoria y verduras verdes como col. lechuga y espinacas.

Los grillos pequeños pueden digerir muy bien el mango, sandía y manzana, pero otras frutas más cítricas es mejor suministrárselas a una edad más avanzada.

¿Qué semillas y raíces comen?

Las ninfas pueden aprovechar los grandes beneficios que pueden aportar las semillas para su crecimiento. Existen varios tipos de semillas y raíces que pueden comer sin problemas y que les ayudará en su proceso de crecimiento.

Entre las semillas recomendadas para su alimentación se encuentran las de girasol, que incluyen una buena cantidad de vitamina E, proteína, fibra y grasas no saturadas, las de calabaza, que contienen omega 3, zing, magnesio y antioxidantes poderosos y por supuesto las semillas de sésamo, las cuales tienen innumerables ventajas a nivel vitamínico.

En el caso de las raíces las ninfas de grillos pueden sacar muy buen provecho de las zanahorias (siempre cocinadas), las cebollas (bien lavadas) y la raíz del apio, dentro de este grupo también se encuentran las papas cocidas y el nabo.

Insectos con los que se alimentan

Las ninfas de grillos al igual que los grillos adultos pueden comer cadáveres, otros insectos más pequeños e incluso comerse entre ellos mismos, sin embargo, no recomendamos el alimentar a ninfas con restos de otros insectos ya que podrían desarrollar la costumbre del canibalismo.

Sin embargo, podrían alimentarse de carne de res cocida, la cual tiene un alto valor proteico. En cualquier caso, debes asegurarte de retirar cualquier resto de carne o cadáver que haya quedado en el criadero después de que las ninfas y grillos adultos terminen de comer, estos restos pueden contaminar el área y causar enfermedades.

Cereales y legumbres que comen

Tanto los cereales como las legumbres son totalmente necesarias para la dieta de los grillos en proceso de crecimiento.

Los cereales ayudarán a saciar rápidamente el apetito de los grillos mientras que también le aportará vitaminas y minerales esenciales a su dieta. Los cereales recomendados para ellos son el arroz, harina de trigo y de maíz, todo debidamente cocinado.

En cuanto a las legumbres, estás proveen los nutrientes necesarios para que los grillos tengan energías suficientes para poder movilizarse, crecer y posteriormente reproducirse, por lo que ingredientes como los frijoles, guisantes y garbanzos siempre deben estar presentes en su dieta.

¿Qué no pueden comer los grillos pequeños?

Si bien los grillos pequeños pueden comer, al igual que en la etapa adulta, casi cualquier tipo de alimento, es conveniente mantenerlos alejados de determinados ingredientes que pueden resultar tóxicos y generar la muerte en cadena de tu colonia de grillos. Inclusive, estos alimentos también resultan perjudiciales para los humanos:

  • Semillas de manzana: las semillas de manzana al ser ingeridas pueden descomponerse en hidrógeno de cianuro, una sustancia tóxica para los grillos y seres vivos en general.
  • Yuca: la yuca cuando pasa un tiempo prudencial procede a volverse amarga y después a liberar el mismo componente que en el caso de las semillas de manzana, por lo que es mejor exceptuar este alimento cuando los grillos están en crecimiento.
  • Papas: si bien recomendamos las papas cocidas para la alimentación de los grillos pequeños es importante hacer un paréntesis y aclarar que aquellas a las que les estén creciendo raíces, las que estén aporreadas, cortadas o verdes pueden contener niveles mortales de fungicida, que es un insecticida natural. Evita alimentar a tus grillos con esta si notas dichas evidencias físicas.
  • Frutas, verduras, hortalizas o raíces sin lavar: en los cultivos quieren evitar justamente que se reproduzcan insectos y estos se alimenten de los cultivos, por lo que antes de darle a tus grillos en estado de ninfa frutas muy bien lavadas y tubérculos, raíces, vegetales y hortalizas preferiblemente cocinados.

De ninfa a la adultez

Los grillos desde que salen de los huevecillos son llamados ninfas, y no será hasta 45 días después que presenten todas las características de un grillo adulto. Durante esta etapa procura disminuir los alimentos crudos y cocina cada ingrediente que vayas a suministrarles.

Además, será necesario que en cada plato diario varíes los ingredientes, es decir, no solo ofreciéndoles frijoles, sino una porción de frijoles, papas, mango y carne, entre otras combinaciones.

Compartir Artículo
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba