¿Qué comen los grillos de campo?

El grillo de campo o Gryllus Campestris se trata de un subtipo de grillo que vive en mayor proporción en zonas completamente rurales, de allí viene su nombre. Estos grillos son considerablemente más grandes que sus parientes, los grillos comunes, por lo que quizás te surja la duda de qué comen los grillos de campo normalmente para mantenerse saludables.

Esta interrogante vamos a responderla citando cuatro fuentes de alimentos que los grillos de campo comen en su hábitat natural, con la finalidad de que los alimentes de manera parecida si quieres tener una granja de ellos.

Hojas y frutos que digieren

Los grillos comen cualquier cosa proveniente directamente de la naturaleza ya que son omnívoros, es decir, comen tanto carne como plantas. Los grillos de campo se sentirán satisfechos comiendo hojas, pasto y frutos que se encuentren a su alcance en un entorno natural.

Los grillos de campo pueden comer plátanos, naranjas, fresas, melones, sandías y tomates, incluso, han llegado a tener cierta predilección por estos últimos, tanto así que fueron considerados plagas para las cosechas de esta sabrosa fruta (si, el tomate es una fruta).

  • Se recomienda darles tomate con moderación, ya que al igual que la berenjena, este puede tener efectos adversos para la salud del grillo, ya que se encuentran provistos de un insecticida natural.

¿Qué semillas y raíces comen?

Al igual que en el caso de las hojas y los frutos, los grillos pueden comer cualquier tipo de raíz o semilla, mientras estas no sean venenosas al consumo.

  • Cuidado con un exceso de semillas de tomate y no les den semillas de berenjena o si pueden resultar venenosas si se consumen en abundancia.

Un buen ejemplo de una raíz que pueden comer los grillos se trata de la yuca, previamente cocinada por supuesto, la papa en iguales condiciones y la zanahoria, la cual es una de las raíces y alimentos favoritos de los grillos de manera general.

En cuanto a las semillas los grillos se sentirán felices de comer semillas de girasol, de sésamo, calabaza y chía, tanto frescas como empaquetadas de manera industrial, aunque siempre es necesario remojarlas un poco y triturarlas para que los grillos puedan alimentarse fácilmente de ellas.

Insectos con los que se alimentan

Los grillos pueden comer cualquier tipo de insecto no venenoso como pueden ser las cucarachas, hormigas, moscas, arañas comunes y avispas comunes. Todos estos deben estar muertos para que así no resulten una amenaza para los grillos.

Los grillos también se comen a su propia especie, pero alimentar a los grillos con otros grillos muertos puede propiciar el canibalismo dentro de la granja de grillos, por lo que se recomienda siempre que sea posible alimentarlo con los cadáveres de otras especies de insectos.

Cereales y legumbres que comen

Los grillos pueden comer una gran variedad de cereales ya que son muy oportunistas a la hora de comer. Entre los cereales que puedes encontrar fácilmente en los supermercados se encuentra el arroz, harina de trigo o harina de maíz.

Entre las legumbres que se encuentran dentro de la predilección de los grillos están los garbanzos, habas, frijoles y su familia (judías, habichuelas, alubias y porotos), aunque también pueden comer alfalfa y guisantes.

¿Cuál es la comida favorita de los grillos salvajes?

La alimentación de los grillos salvajes se compone de todo alimento 100% natural que puedan encontrar en su camino. Pueden comer desde hojas, frutas hasta raíces. Por supuesto, en su camino pueden encontrarse diferentes fuentes de alimento, las cuales aprovechan muy bien y así complementan además su alimentación, balanceándola muy bien.

¿Por qué es necesario cuidar la alimentación de un grillo?

Es por esto que si quieres tener una granja de grillos en casa debes emular de manera aproximada una alimentación natural que normalmente tendrían en estado salvaje, proveyéndoles vitaminas, grasas, carbohidratos y lo más importante, proteínas en abundancia para que puedan ser de provecho al momento de alimentar a otras mascotas que los consuman y para que cuenten con altos estándares de salud.

Compartir Artículo
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba