¿Los gatos pueden comer grillos?

Los gatos son cazadores ágiles que no dudaran en querer atrapar cualquier insecto, incluidos a los grillos. Estos son animales muy curiosos que no dudarán en comer alguno de estos insectos, incluso cuando no son adecuados para ellos.

Comer insectos no es la mejor alternativa para tu gato. Muchos de ellos pueden desencadenar vómitos y problemas estomacales por un alto consumo. Los grillos suelen ser un insecto común en el hogar, si quieres saber si los gatos pueden comer grillos, sigue leyendo este artículo.

¿Es habitual que los gatos coman grillos?

Los gatos sienten curiosidad por cualquier cosa que se mueva, incluyendo a insectos como los grillos. No sería extraño ver a tu gato intentando cazar a uno de estos insectos. Por naturaleza e instinto, el gato se sentirá atraído por el más mínimo movimiento o ruido, por lo que es normal que los persiga.

Existen casos donde el gato decide cazar insectos por hambre o porque se siente insatisfecho con su comida. No suele ser común, pero si lo ha hecho algunas veces, puede convertirte en costumbre cada vez que vea uno.

En otras circunstancias no muy comunes, el gato podría estar padeciendo de una enfermedad que induce a un comportamiento anormal donde ingiere desde insectos hasta objetos. El nombre es conoce como Pica y puede inducir al gato a comer mayores cantidades de grillos o insectos si los tiene a disponibilidad.

es habitual que los gatos coman grillos

¿Hay grillos venenosos para los gatos?

Hay gran variedad de grillos que los gatos pueden comer por curiosidad, sin embargo, el entorno también tiene importancia, ya que los grillos ingeridos provenientes de espacios contaminados pueden intoxicar o causar problemas estomacales en el gato.

Los grillos no son un buen alimento para los gatos. A pesar de que es uno de los insectos menos peligrosos para ellos, puedes evitar que los coman si los retiras cuando juegan con ellos y limpias áreas del hogar que estén llenas de objetos donde puedan refugiarse.

Entre algunos síntomas que el gato puede presentar al comer grillos, están la irritación oral debido a sus exoesqueletos, problemas estomacales, dolor e intoxicación. Si tu gato ingiere muchos de estos insectos, es posible que vomite o presente diarrea en algún momento.

Vigilar al gato dentro del hogar es fácil, así evitarás que coma grillos la mayor parte del tiempo. Donde sí hay que tener cuidado es en las salidas nocturnas que pueda tener tu mascota. Si notas un comportamiento extraño regurgitaciones y más de un vómito, será necesaria la consulta de un veterinario.

¿El fumigado o los insecticidas sobre el grillo afectarían?

Los insecticidas y la fumigación suelen ser tratamientos que cortan de raíz la proliferación de estos insectos en el hogar, pero en caso de que tengas un gato de mascota, esto puede complicarse ya que, si ingieren el insecto con productos químicos encima, pueden intoxicarse y causar gran daño a su organismo.

En casos más graves, la intoxicación puede llevar a diarreas con sangre, dificultades respiratorias, inconvenientes neurológicos e incluso la muerte. Por ello es importante mantener vigilados a los gatos si planeas utilizar esta alternativa. También puedes optar por elaborar insecticidas caseros que sirvan para prevenir la expansión de este insecto.

En todo caso, no es correcto que tu gato coma grillos ya que pueden afectar su salud y calidad de vida. Cuando ya son varios ejemplares de estos insectos, pueden provocar vómitos y malestares que desencadenan a otras afecciones. Si quieres mantener a tu gato alejado de grillos, estos consejos de seguro te ayudarán.

Compartir Artículo
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba