¿Por qué se dice que los grillos son un termómetro?

Los grillos tienen múltiples ventajas que se atribuyen a sus grandes saltos, canto y su capacidad para alimentarse, pero también rondan diferentes mitos sobre este insecto, uno de ellos es su capacidad para detectar la temperatura y cambiar su canto en función a esta.

La temperatura normalmente se mide con dispositivos electrónicos o termómetros, sin embargo, es posible medirlos con un simple grillo. ¿Por qué se dice que los grillos son un termómetro? Puedes descubrirlo aquí.

¿Qué característica del grillo se relaciona con la temperatura?

De seguro ya habrás escuchado el canto del grillo en varias ocasiones. Este es causado por la estridulación, es decir, la acción de producir sonido con la fricción de partes de su cuerpo. Un detalle importante es que solo pueden producirlo lo machos de la especie y es destinado para atraer a las hembras.

Es justo este factor el que se relaciona para diferenciar la temperatura, el canto es una herramienta que los grillos utilizan a menudo para comunicarse en época de apareamiento. Una de sus curiosidades es que el grillo no empieza a cantar hasta estar en temperaturas cálidas o a partir de los 15ºC.

Su metabolismo no permite regular su calor y por eso estos insectos son más sensibles a los cambios de temperatura. Si un grillo se encuentra en un ambiente frio, no producirá tantos chirridos ni tendrá una reacción rápida, tal como lo haría en ambientes de altas temperaturas.

Un ejemplo del canto del grillo son las repeticiones que tienen sus chirridos por minuto. Un grillo a los 15ºC producirá unos 80 chirridos, mientras que uno que esté a 21ºC tendrá un índice mayor de hasta 120 por minuto. Si quieres obtener un aproximado de la temperatura puedes oír su canto, pero si ameritas algo más exacto, existe un ejercicio que te ayudará.

los grillos marcan la temperatura

¿Cómo calcular la temperatura exacta con un grillo?

El característico “cri” del grillo no solo funciona para atraer a las hembras en periodo reproductivo, también puede ayudarte a calcular la temperatura ambiental si no tienes un dispositivo electrónico a mano para hacerlo. Esta característica es de gran ventaja para aventureros que quieran adentrarse en áreas naturales.

El secreto está en calcular cuántos chirridos hace el grillo por minuto. Un grillo con mayor índice de chirridos asegurará que son temperaturas más altas que los sonidos menos frecuentes de un grillo en ambientes fríos.

Cómo calcular temperatura según el canto del grillo

Hace años se descubrió una manera de calcular la temperatura por medio de una ecuación que involucra las repeticiones por minuto de su canto. Los grillos son sensibles a los cambios de temperatura, y con este ejercicio es posible determinar cuál es el ambiente alrededor del grillo.

Si tienes un grillo en casa o tienes el canto de uno de ellos cerca, lo primero que debes hacer para calcular es contar cada chirrido que tenga durante un minuto. Esto puede ser difícil, pero una mejor alternativa es tener a disponibilidad lápiz y papel para anotar una raya con cada uno. Al final, cuenta y suma todos los chirridos hechos por el grillo en ese tiempo.

Cuando ya tengas los chirridos totales, esa cifra se dividirá por 5 y se le restará 9, en ese orden. De esta manera podrás obtener la temperatura exacta en grados Celsius del ambiente. Otra posibilidad, si no quieres contar durante un minuto, es contar los chirridos de 15 segundos y multiplicarlos por 4.

Este método es efectivo para calcular la temperatura, pero ten en cuenta que no siempre funciona. Cuando son demasiado altas, el grillo puede disminuir sus repeticiones (después de los 36ºC) y a partir de los 40ºC, dejan de cantar repentinamente.

Los grillos son un gran aliado para las excursiones si deseas medir la temperatura o solo tener un compañero en tus viajes. Si tienes uno de ellos, considera estos consejos y datos cuando los necesites.

Compartir Artículo
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba