Tipos de Grillos Mexicanos

En México existe una rica diversidad si hablamos de insectos, siendo los grillos uno de los más populares no solo por su canto o por que se los puede encontrar en casi cualquier lugar húmedo y con sombra, sino porque ¡también se los comen! Te vamos a presentar los tipos de grillos mexicanos para que sepas con exactitud con cuales te puedes encontrar en este país de América del Norte.

Tipos de grillos comestibles y no comestibles

Existen más de mil tipos de grillos alrededor del mundo y más de la mitad de ellos hacen vida en el continente americano. Estos grillos se adaptan rápidamente a un nuevo entorno que cuente con buena humedad, sombra de día y luz de noche, que es su hábitat preferido.

Muchos mexicanos no solo atrapan grillos, sino que los crían para alimentarse con ellos, acción que es excelente ya que cuentan con un alto nivel proteico que ayudará a los músculos a reponerse del esfuerzo diario, preservando así la salud de estos y haciendo difícil una torsión o ruptura muscular.

Más adelante te comentaremos que grillos mexicanos es conveniente comer, pero ahora mismo te desaconsejamos que pruebes estos tipos.

Grillos comestibles en México

En México afortunadamente existen en la naturaleza como en cautiverio de la mano de distribuidores los grillos domésticos y grillos de campo. El grillo doméstico es el que se puede ver de manera frecuente en casa y el grillo de campo es el también conocido como grillo negro.

Ambos grillos tienen altos porcentajes de vitamina B, Omega 3, ácido fólico, aminoácidos esenciales, calcio y sobre todo proteínas y grasas buenas. Esto hace que un bol con grillos aporte una buena cantidad de las proteínas que se recomiendan a diario, además de que, si los sabes preparar bien, serán un plato exquisito.

En México estas especies de grillo se preparan con:

  • Chile de tipo piquín
  • Ajo
  • Cebolla salteada con pimentón
  • Un poco de sal
  • Un toque de limón

Dando como resultado uno de los platos más exquisitos de México en cuanto a insectos se refiere.

Grillos salvajes en México

En México existen un par de grillos que pueden ser encontrados fácilmente, uno de ellos te será fácil el razonar que no es saludable comerlo, pero en el segundo caso puede no sea tan clara la advertencia, así que veamos:

Grillo de Jerusalén

Este grillo no es autóctono de Israel, pero lleva el nombre de una de sus principales ciudades. En el caso de que se quiera atrapar como mascota debes tener especial cuidado con su mordida, ya que se considera como una de las más dolorosas que puede dar un tipo de grillo.

Su principal característica es que cuando un depredador se acerca es capaz de disparar un líquido con un olor realmente nauseabundo, por lo que lo que menos se te puede ocurrir es llevártelo a la boca, tanto porque puede dejar un mal olor en la comida como porque este líquido, aunque no es venenoso, no es para nada apetecible.

Grillo acorazado

El grillo acorazado pertenece normalmente a África, pero quizás lo llegues a ver en territorio mexicano y por ende es necesario advertirte sobre él. Primeramente, su aspecto no es muy apetecible, ya que tiene espinas y varios pares de patas considerablemente largas.

Pero su gran cabeza y mandíbulas no lo es todo en esta especie de grillo, ya que además de su aspecto este puede escupir sangre a varios centímetros de distancia para aturdir y hacer que su presa se digiera viva y así poder comerla fácilmente. Sin duda algo para nada apetecible.

¿Cuáles son los grillos más buscados en México?

En México se preparan de manera común los grillos marrones domésticos, los cuales tienen por nombre “Acheta Domesticus”. Estos grillos son los más buscados para crianza y alimentación en este país ya que es muy fácil criarlos.

Lo único que se necesita para comenzar una pequeña granja de grillos es:

  • Arena humedecida.
  • Cartones que se usan para colocar los huevos.
  • Un recipiente pequeño con agua.
  • Algodón para colocar dentro del recipiente con agua.
  • Un recipiente con arena muy húmeda y una malla que recubra su apertura principal.

Para armar el terrario de grillos simplemente se tiene que colocar en el recipiente los cartones de huevo en horizontal, verter un poco de arena sobre ellos y después colocar otra hilera de cartones y verter unos 4cm de arena sobre este segundo nivel.

Ahora tan solo se deben colocar los recipientes.

  • El recipiente con algodón es para que puedan beber agua sin ahogarse
  • El recipiente con la arena húmeda y la malla es para que la hembra pueda colocar los huevos y los demás grillos no puedan comérselos (son caníbales en ciertos casos)

Se hará un pequeño agujero en la arena para que los grillos sepan que pueden escarbar y finalmente se le colocará una malla encima al recipiente para que no puedan salirse de él. Esta malla debe permitir el paso de las corrientes de aire, sobre todo si se está en clima caluroso como en que caracteriza a México.

¿Te gustaría tener una colonia de grillos como mascota? Cuéntanos qué harías con ellos, si los usarías como mascotas o como alimento a futuro.

Compartir Artículo
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba