Conoce los Grillos con Aguijón

¿Acabas de ver un grillo con un puntiagudo aguijón y te preocupa que pueda picarte? El que algunas especies de grillos puedan picar ha sido una preocupación constante en personas que viven en zonas semi-urbanas o rurales, ya que los grillos abundan en la naturaleza. ¡Conoce ahora a los grillos con aguijón! Que en realidad no son tan peligrosos como parecen.

¿Qué es el Ovipositor?

Las hembras de todas las especies de grillos incluyen un conducto llamado “ovipositor”, el cual sirve para enterrar a sus huevos en la arena, protegiéndolos así del sol, posibles depredadores y dándoles la humedad que necesitan para su crecimiento.

El también llamado ovopositor se encuentra presente en las hembras de los grillos, saltamontes entre una gran variedad de insectos que inyectan sus huevos en la superficie terrestre.

Ahora, ¿Por qué hacemos referencia a este órgano de las hembras si estamos hablando sobre el aguijón de los grillos? Sencillo, este “aguijón” en grillos no es más que el órgano ovopositor de las hembras, el cual casi siempre es confundido con un aguijón, provocando así miedo o precaución al querer tocar o acercarse a un grillo hembra.

Grillo negro con aguijón

Ahora sabiendo lo que anteriormente te explicamos, en la cotidianidad es normal ver a dos tipos de grillos con este imponente “aguijón”, los grillos negros y los grillos verdes.

Los grillos negros con aguijón se tratan de la hembra del gryllyus assimilis, los cuales forman parte del orden de los orthoptera, tienen unos 2.5cm de largo, un cuerpo robusto y un característico color negro. Ambos sexos poseen alas, pero solo las hembras poseen el ovipositor, que es confundido con un aguijón cuando realmente es inofensivo, su utilidad es enteramente reproductiva.

Grillo verde con aguijón

En este caso tenemos dos confusiones, la primera es que el grillo verde con aguijón que puedes estar viendo o viste de seguro se trata de un saltamontes verde común, sobre todo si no estaba acompañado de otros ejemplares a su alrededor, ya que es un insecto solitario.

Lo segundo es que, tal como en el caso de los grillos negros, el saltamontes verde tiene un ovopositor que normalmente es confundido con un aguijón, por lo que en muchas zonas en donde no conocen los detalles de la reproducción de estos insectos los consideran venenosos.

Es válido recordar que solo el saltamontes hembra tiene este conducto ovipositor. Los saltamontes tienen la particularidad de que pueden mimetizarse con el color de la hierba que abunda en su hábitat, aunque también pueden migrar en búsqueda de mejores fuentes de alimentos si este se encuentra escaseando.

Un “grillo verde” puede tener de entre 2 y 5cm de largo. En el caso de los saltamontes pequeños estos pueden ser confundidos con grillos fácilmente.

 

qué es un grillo ovipositor

¿Lo usa alguna especie de grillo para defenderse?

El conducto ovipositor es el encargado de recibir el esperma del macho para así fecundar los huevecillos (del tamaño de la mitad de un grano de arroz) que ya se han formado y solo necesitan ser fecundados.

Una vez la hembra coloca los huevos, este órgano queda sin utilidad hasta un nuevo ciclo reproductivo. Es decir, la hembra no lo usa para defenderse, por lo que, aunque tengan este “aguijón”, serán inofensivas.

De hecho, los grillos o saltamontes no representan una amenaza para los seres humanos. Todo lo que pueden hacer en contra de alguien es dar un doloroso mordisco, el cual no es venenoso ¡Pero vaya que duele!

La razón de una mordida tan dolorosa se explica gracias a su mandíbula vertical, con la cual pueden ejercer gran presión. Uno de los grillos que más asusta debido a su tamaño, olor (huele muy mal) y mordedura es el grillo de Jerusalén, el cual puede morder realmente fuerte.

Normalmente los grillos no llegan expresamente a morder a los seres humanos a su alrededor, ya que no son hostiles. Pero lo harán si la persona insiste en atraparlos, los asusta la presencia cercana de una persona o sin querer los has aplastado con la mano o al sentarte.

Los grillos no son venenosos

Ni los grillos ni los saltamontes poseen aguijón, por lo que no pueden picarte o ser venenosos. Si sientes una “picadura” de alguno de estos insectos fíjate bien, en vez de una picadura estarás presenciando una mordedura. ¿Alguna vez te ha mordido un saltamontes o un grillo?

Compartir Artículo
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba